Una cigüeña galáctica

¿No puedes verlo bien? Prueba a abrirlo en tu navegador

Newsletter Materia EL PAÍS
Sábado, 3 de abril de 2021

Javier Salas

La ciencia de la semana

Luminosa recreación artística del cometa 2I/Borisov. / ESO/M. KORMESSER

¡Hola de nuevo! Soy Javier Salas y esta es la tercera entrega del nuevo boletín semanal de Materia, la sección de ciencia de EL PAÍS. Hoy os hablo de cuerpos celestes y de cómo lograron que estés ahí leyendo esto. Porque fuimos cometa de todos los cielos, como canta Xoel López.

  •  Si te han enviado este boletín y te quieres suscribir, puedes hacerlo ahora apuntándote aquí 📬

1. ☄️ La cigüeña galáctica

Los telescopios más potentes de la Tierra se giraron hacia el cometa avistado en 2019 por Gennady Borisov, un astrónomo aficionado de Ucrania. El resultado de sus observaciones es que este cometa, el 2I/Borisov, “puede ser el primer objeto de este tipo totalmente prístino”, según el astrónomo Stefano Bagnulo. Prístino, puro, antiguo: su materia prima de polvo y gas sería muy similar a la que había en torno al Sol poco después de su nacimiento, hace unos 4.500 millones de años. El material más antiguo conocido.

Como explica mi compañero Nuño en su noticia, el Borisov es el segundo objeto de fuera del Sistema Solar que vemos. El anterior, el misterioso Oumuamua, se hizo famoso por su origen desconocido, pero también porque astrónomos de Harvard aseguraban que era un objeto volador procedente de una civilización avanzada extraterrestre. Justo estos días se ha conocido otra posible explicación: por su composición, Oumuamua podría ser el trozo desprendido de un cuerpo como Plutón, con una brillante superficie de nitrógeno helado, que se haya hecho añicos en un choque espacial.

Interpretación artística de Oumuamua.

Interpretación artística de Oumuamua. / William Hartmann

Lo más fascinante de la visita de viajeros como Oumuamua y Borisov es reflexionar sobre lo que significaron en el pasado (por fortuna estos dos no nos dejaron huella). Como nos contó la astrónoma Luisa Lara, estas rocas trajeron los elementos para que surgiera la vida en la Tierra, desde el agua en asteroides hasta moléculas precursoras como la glicina, encontradas en cometas:

«La receta para preparar la vida es complicada. Si llegaron a impactar cometas que traían glicina, lo más seguro es que en determinadas condiciones empezasen a formarse los primeros ácidos nucleicos y de ahí la vida. Lo que está claro es que los ingredientes para la vida llegaron de fuera, la Tierra no los podía tener de forma original».

Ahora resulta difícil quitarse la imagen de los asteroides y cometas casi como la cigüeña que lleva al bebé, al transportar por el universo los precursores de la vida en un sorteo galáctico. Y eso a pesar de que Oumuamua tiene forma de «mierda de vaca», como lo describen en este reportaje tan elaborado del New York Times. En Materia lo vemos más bien como el Halcón Milenario de Han Solo.

2. 🪐 Más del espacio

Esta semana traemos doble ración galáctica porque además:

  • Un equipo de investigadores del Centro de Astrobiología de España (CAB) ha descubierto una nueva estructura de la Vía Láctea a la que bautizaron como espolón de Cefeo.
  • La NASA hace un guiño a la cordobesa Cofradía de la Virgen de Luna por su relación epistolar con los astronautas que viajaron hasta nuestro satélite.

3. 💉 Noticias pandémicas

💫 Gabinete de maravillas

La ciencia de la semana

datagraver.com

  • Un récord: Los cerezos japoneses nunca habían alcanzado el pico de florecimiento, o sakura, tan pronto. El hanami, como se llama al festejo en Japón, solía llegar en abril. Gracias a unos registros que se remontan hasta el siglo IX, sabemos que el 26 de marzo de este año es el récord de precocidad en más de 1.200 años. Los especialistas atribuyen al cambio climático este adelanto paulatino.
  • Una comparativa: El antes y el después del atasco del canal de Suez, visto por la NASA.
  • Un capítulo: Publicamos este fragmento Historia del mundo en 30 ecuaciones (Principal). El capítulo sobre Lavoisier, con la Revolución Francesa y el papel de la mujer en la ciencia de fondo, es lo que espero de un libro de divulgación: aprender algo que no sé, que me haga reflexionar y que me divierta.
  • Un chorro de lava: En vivo. Desde un dron. Jugando a la pelota.
  • Una torrija: Estamos en Semana Santa y las compañeras de Maldita Ciencia aprovechan para explicarnos la ciencia de este pecado culinario, que tiene sus orígenes en la dieta de las mujeres que daban el pecho, como contó El Comidista.
  • Una mesa redonda: No es una coña, en la plataforma de películas Filmin también tienen mesas redondas. Hay dos de hace unas semanas, moderadas por Josep Ramoneda, que merecen mucho la pena: una sobre distopías y otra sobre envejecimiento, con científicas e investigadores de primer nivel. No están enteras, son un oportuno resumen de 40 minutos. Como ver las mejores jugadas de un partido de fútbol, pero sin polémicas arbitrales.
  • Una frase: En la mesa de las distopías que mencioné antes se citó esta idea del filósofo Paul Virilio, muy oportuna en debates sobre innovación: “Inventar el tren es inventar el accidente ferroviario”.

🧛🏼‍♂️ Lo que hacemos en las sombras

  • La directora de Materia, Patricia Fernández de Lis, y yo mismo, vamos a dar un taller de periodismo científico en la Escuela de EL PAÍS. Consta de cuatro bloques, habrá muchos casos prácticos, explicaremos cómo ha sido informar de la pandemia y tendremos dos invitados de lujo. Aquí tienes los detalles.

¿Nos ayudas? Reenvía esta newsletter a tus contactos o diles que se apunten aquí. Puedes escribirme con ideas o comentarios a mi correo, javier@esmateria.com, o a mi cuenta de Twitter: @javisalas.

El PAÍS

Ya somos más de 100.000 suscriptores digitales.

Únete a nosotros para leer sin límites todos nuestros contenidos y para ayudarnos a seguir haciendo el mejor periodismo.

SUSCRÍBETE POR 1 €

Gracias por leernos

Apúntate a otras newsletters de EL PAÍS

Publicidad

Has recibido esta comunicación porque has solicitado recibir la newsletter de Materia. Para más información sobre el tratamiento de tus datos personales, consulta la Política de Privacidad de los medios Prisa

Si deseas dejar de recibir este tipo concreto de comunicaciones en tu cuenta de correo electrónico tiendasfrikiscineseriestvcomicsjuegos@barcelonafriki.com, puedes darte de baja.

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes acceder a tu perfil para cambiar tus preferencias de comunicaciones, editar o cancelar tus datos.

Si quieres darte de baja de forma definitiva de los medios Prisa, o si quieres ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad puedes hacerlo a través de la dirección: privacidad@prisa.com desde tu cuenta de correo tiendasfrikiscineseriestvcomicsjuegos@barcelonafriki.com.